Una de las concejales capitalinas aseveró que con el presupuesto 2019 las mayores beneficiadas serán las empresas contratistas mientras que los vecinos, los más perjudicados. Desde el oficialismo aseguraron que la obra pública no se detendrá.

Este miércoles el Concejo Deliberante sancionó el proyecto de Presupuesto 2019. Sólo 4 ediles votaron en contra de manera particular y general. Ellos fueron, Cristina Foffani, del Partido Obrero; y Martín del Frari, Lihué Figuera y Claudia Serrano, del bloque Frente Para la Victoria.
La concejal del Partido Obrero, Cristina Foffani justificó su voto negativo indicando que para el año próximo habrá una reducción en el monto asignado para la obra pública.
Además, sostuvo que las empresas contratistas serán las más beneficiadas mientras que los vecinos los más perjudicados.
Por su parte, la edil del bloque Frente Para la Victoria, Lihué Figueroa, expresó que fue desplazada de la vicepresidencia segunda y que no se arrepiente de sus votos a lo largo del año. También, manifestó que siempre defendió el interés de los vecinos y citó el caso de las antenas.
Respecto al presupuesto, indicó que su dimisión tuvo que ver con el rechazo a los aumentos de la Unidad Tributaria fijada en un 34 por ciento para el año próximo.
En tanto, el concejal del Bloque Salta Somos Todos, Santiago Alurralde, aseguró que la obra pública no se detendrá y destacó que la Municipalidad incrementó 40 por ciento los recursos para financiarla.
Finalmente, subrayó que en tres o cuatro años no se puede hacer los que intendencias anteriores no hicieron en décadas.
Fuente: FM 89.9

0 comentarios :

Publicar un comentario